Un nuevo estudio revela que la fracturación hidráulica, ya sea realizada con dióxido de carbono (CO2) líquido o agua, puede causar pequeños temblores. Esta investigación confirma que los temblores son producidos por los mismos procesos que podrían llevar a terremotos más grandes y dañinos.

La fracturación hidráulica, o fracking, implica inyectar líquidos debajo de la superficie de la Tierra para extraer petróleo y gas natural. Mientras que los métodos tradicionales de fracking utilizan agua residual, esta investigación en particular se centró en el uso de CO2 líquido. El fracking con CO2 líquido tiene el beneficio adicional de secuestrar carbono, reduciendo su contribución a la retención de calor atmosférico.

Las estimaciones sugieren que el fracking con dióxido de carbono tiene el potencial de ahorrar tanto carbono anualmente como mil millones de paneles solares. Esto lo convierte en una opción más respetuosa con el medio ambiente en comparación con el fracking con aguas residuales, ya que mantiene el carbono bajo tierra y fuera de la atmósfera.

El estudio, publicado en la revista Science, indica que los hallazgos de los temblores resultantes del fracking con CO2 probablemente sean aplicables también al fracking basado en agua. Ambos métodos pueden potencialmente inducir actividad sísmica.

Anteriormente, los sismólogos debatían sobre la fuente de estos temblores, algunos sugerían que eran causados por grandes terremotos ocurriendo lejos, mientras que otros hipotetizaban que eran ruido generado por actividades humanas. Al instalar sismómetros alrededor de un sitio de fracking en Wellington, Kansas, los investigadores pudieron determinar que los temblores estaban relacionados con las inyecciones de fluidos.

La monitorización de estas actividades es crucial para comprender la deformación de las rocas y rastrear el movimiento de los fluidos después de la inyección. Los experimentos de modelado pueden ayudar a determinar las presiones de inyección de fluidos seguras para minimizar la probabilidad de desencadenar actividad sísmica dañina. Sin embargo, la presencia de fallas desconocidas dificulta predecir el resultado en todos los casos.

Esta investigación arroja luz sobre el impacto potencial del fracking en las actividades sísmicas y enfatiza la necesidad de una supervisión y regulación cuidadosas para mitigar los riesgos asociados al proceso.

Fuentes:
– Shankho Niyogi, Abhijit Ghosh, Abhash Kumar, and Richard W. Hammack. «Tremor signals during fluid injection are generated by fault slip.» Science.
– UC Riverside. «Fracking Can Cause Small Tremors, Regardless of the Fluid Used.» ScienceDaily, 4 August 2023.