Linea 1 del Tranvía de Medellín

Linea 1 del Tranvía de Medellín

Las obras del Tranvía de Ayacucho avanzan a buen ritmo para que sus trenes circulen en enero del 2015.

El sistema, que conectará al centro de la ciudad con las comunas 8 y 9 (centroriente) y que tiene un costo de unos 610 mil millones de pesos, avanza en la construcción de la principal estación de transferencia (Miraflores) hacia el metrocable Pan de Azúcar, el mismo que servirá de estacionamiento de los 12 trenes.

“También estamos trabajando en la zona de San Luis, aledaña a los barrios Oyola y Alejandro Echavarría. Para la próxima semana empezaremos con las obras de la estación Oriente, que conectará al otro cable”, explicó el ingeniero de Planeación del Metro, Roberto Bayardelle.

Estos trabajos, ubicados en la zona crítica del megaproyecto, tardarían entre 16 y 20 meses, dependiendo de las variables que se encuentren en el camino. De hecho, uno de los principales inconvenientes, aparte de la compra de los predios, ha sido la reubicación de las redes de servicio público.

“Tenemos muchos condicionantes, porque hay que mantener el servicio activo para la comunidad. Se requiere de mucho cuidado para no afectar a los usuarios del metro ni a EPM”, aclaró el ingeniero.

Aunque el tranvía es uno de los proyectos más planeados de Medellín, el cumplimiento del cronograma para construir los tres tramos y subtramos dependerá también de la agilidad con la que la Secretaría de Tránsito de Medellín apruebe el Plan de desvíos que le fue enviado hace tres meses, para así continuar con el proyecto por Ayacucho, vía principal por donde rodarán los tranvías de riel central y llantas de caucho, característica poco común, pero –según los expertos– necesaria para tener mayor agarre en una pendiente que llega hasta el 12 por ciento.

El nuevo sistema de transporte movilizará a más de 350.000 pasajeros diariamente. El tranvía contará con dos sistemas de cables integrados al metro, en pleno centro de Medellín (estación San Antonio), es decir que cualquier persona que viva en el occidente, norte o sur de la ciudad podrá llegar hasta el centrooriente sin pagar un peso de más, pues dicha estación es la transferencia principal del sistema.

El tranvía recorrerá, según el diseño, 4,3 kilómetros, tendrá seis paradas y tres estaciones de transferencia y su frecuencia no superará los cuatro minutos. El cable Línea M, como fue llamado uno de los dos integrados al nuevo sistema, tendrá una longitud de 1,1 kilómetros, que serán recorridos por 47 cabinas a una velocidad de cinco metros por segundo. La Línea H, el otro cable, alcanzará una longitud de 1,4 kilómetros y contará con 40 cabinas.

El tranvía usará energía eléctrica para su movilización, convirtiendo a la ciudad en la única que implementa combustibles ‘amables’ con el medio ambiente en todos sus sistemas de transporte masivo.

Con la construcción de la estación principal del tranvía y con el inicio de las obras de la estación Oriente, Medellín y su área metropolitana siguen liderando en el país la ‘carrera’ por darles mayores alternativas de movilidad a sus ciudadanos y tener más competitividad.