Los metros de Medellín, Barcelona y  Santiago puntean ranking en buena atención al usuario

Los metros de Medellín, Barcelona y Santiago puntean ranking en buena atención al usuario

En la segunda jornada de ALAMYS del martes 6 de julio, se presentó el estudio ‘Informativo Políticas de Atención al Cliente’ en el que los metros de Santiago de Chile, Barcelona y Medellín ocupan los primeros lugares en buena atención al usuario, de acuerdo con la exposición que hizo Alfonso Reyes, coordinador del Comité de Operaciones.

En consecuencia, las metodologías de estas tres empresas serían enviadas a sus homólogas dentro de ALAMYS para que sirvan de ejemplo y las empleen quienes así lo consideren, con el fin de mejorar la atención en la prestación de los servicios.

Por otra parte Ester Litovsky, coordinadora del Comité de Planificación Estratégica, Control de Gestión y Administración de Contratos de Metrovías S.A de Argentina habló del ‘Estudio Política Tarifaria’, en el que participaron 20 empresas operadoras de metros, en las cuales la mayoría los precios de los pasajes son determinados por el gobierno central o local directamente, lo que es conveniente para los usuarios, considera la experta. Sin embargo se debe tener cuidado al poner el valor bajo porque el subsidio sería muy alto y eso alguien lo tiene que pagar.

Añadió que lo ideal sería no tener una tarifa muy pequeña para que el que pueda pagarla cubra razonablemente los costos que se generan con el servicio, los proyectos de ampliación y modernización del sistema.

Más bien que existan tarifas sociales para aquella población que no está en condiciones de destinar recursos para un valor pleno y que el Estado sea el que subsidie.

Según la experiencia, los sistemas que en general tienen tarifas muy bajas, se terminan degradando y cuando eso pasa, los pasajeros viajan con poca calidad en el  servicio. “Eso afecta a los más pobres porque la gente con mayores recursos normalmente tiene auto y si la calidad del servicio es mala utilizan su auto, al utilizar su vehículo la congestión de la ciudad se transforma en algo terrible en términos de polución, de accidentes y el tiempo de viaje se incrementa para la gente que va en buses y autos”, afirmó la expositora.

A lo largo de muchos años, el metro de Buenos Aires  funcionó con unas tarifas irrisorias porque era administrado por la Nación, pero desde hace tres años es operado por el gobierno local, lo cual ha hecho que los pasajes tengan un valor más adecuado.

El precio de los tiquetes de los metros debe ser acorde con el ingreso per cápita, el costo de vida, entre otras variables, aseveró Ester Litovsky.

Otras exposiciones

Por su parte, Lola Bravo González, subdirectora general y adjunta al CEO de la Empresa de Transportes Metropolitanos de Barcelona, expuso el ‘Análisis de la Encuesta de Indicadores de Gestión y Operaciones’, en el que destacó que cada metro es muy distinto a los otros por tener un entorno político, social, económico, orográfico e histórico diferentes. No obstante con la encuesta se logra tener puntos de referencia para los demás y así aplicar las mejores ideas. “Por tanto es muy difícil establecer indicadores óptimos para un grupo de operadores como este”.

Ella dijo que este estudio se ha utilizado por algún operador de metro para mostrar ante la administración responsable del transporte masivo que debería desarrollar cambios en incrementar las tarifas, en hacer mayor inversión, entre otros aspectos.

En el transcurso de la mañana también se abordaron otros temas como el Plan de Trabajo 2014-2015 y el de 2015-2016 a cargo de Constantin Dellis, jefe Secretaría General y ‘La Base de datos activos de mantenimiento’ fue presentada por Eurico Ribeiro, coordinador del Comité de mantenimiento.